Internacionales

Atacan a alcaldesa boliviana: le cortaron el pelo y la rociaron con pintura

Patricia Arce, alcaldesa oficialista, fue atacada por una turba enfurecida en Bolivia. El hecho se enmarcó en las protestas por las elecciones del 20 de octubre que han dejado 3 muertos, 346 heridos y 220 detenidos, según la Defensoría del Pueblo.

  • 08/11/2019 • 12:13
Patricia Arce, alcaldesa oficiallista atacada en Bolivia. Foto:AFP

Una turba incendió la Alcaldía de la ciudad boliviana de Vinto, cuya alcaldesa, la oficialista Patricia Arce, fue arrastrada por la calle, donde la rociaron pintura y la cortaron el pelo, hasta que fue rescatada por la Policía del país, inmerso en protestas tras los comicios del 20 de octubre.

Arce corría descalza por la calle entre empujones, hasta caer al suelo entre una multitud que gritaba “asesina”, según mostraron las imágenes de medios bolivianos.

A la alcaldesa la rociaron con una pintura de color rojizo por el cuerpo y el cortaron el pelo en plena calle, entre un griterío de grupos de gente, muchos de ellos jóvenes, con palos y piedras.

“Y si quieren matarme, que me maten”, exclamó la alcaldesa ante las cámaras, rodeada por jóvenes que la sujetaban, con el rostro cubierto con mascarillas.

Arce aseguró estar dispuesta a dar su vida por el proceso de cambio, como el oficialismo denomina al movimiento que llevó al poder a Evo Morales en 2006.

“No tengo miedo, estoy en un país libre”, afirmó entre el griterío de la multitud que le llevó a la fuerza varios kilómetros más allá de la alcaldía, hasta que fue rescatada por la Policía, que la sacó del lugar en motocicleta.

Otras ciudades de la región, como la propia Cochabamba y la vecina Quillacollo, registraron fuertes enfrentamientos entre afines a Morales, como cocaleros y mujeres indígenas, y detractores del mandatario. Hay informes de decenas de heridos.

El suceso se produjo tras enfrentamientos entre partidarios y contrarios al presidente de Bolivia, Evo Morales, que se suceden en el país desde las pasadas elecciones del 20 de octubre, en las que el órgano electoral le dio ganador en primera vuelta por una diferencia de 10,6 puntos porecentuales, pero la oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un fraude.

La Organización de Estados Americanos (OEA) realiza la auditoría del escrutinio, pero la oposición la rechaza.

La agresión a la alcaldesa causó rechazo dentro y fuera de Bolivia. “Naciones Unidas deplora la violencia y trato inhumano ejercido sobre la alcaldesa del municipio de Vinto, al igual que las agresiones realizadas a otras mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños”, indicó la oficia local de la organización en un comunicado.

 

El presidente Morales escribió en Twitter: “Toda mi solidaridad con nuestra hermana alcaldesa Patricia Arce, secuestrada y vejada cruelmente por expresar y defender sus ideales y los principios de los más pobres”.

Los líderes de la oposición han mantenido silencio sobre la agresión a Arce.

Fuente:El País