Nacionales

Por Facebook engatusaron a niña, luego la mataron y ahora se culpan mutuamente

El supuesto pedófilo Juan Carlos Gomez (53) y su concubina Susana Arzamendia (25) fueron detenidos e imputados por el asesinato de la niña Rosita (13), cuyo cadáver fue encontrado en un yuyal en Misiones. La víctima pensó que iba a encontrarse con un joven cuando fue engañada a través de Facebook. Los sospechosos acostumbraban a chatear con menores simulando ser adolescentes para luego explotarlas sexualmente.

  • 30/12/2019 • 09:50
Los sospechosos ya fueron imputados por el crimen de la adolescente. Foto: Gentileza

Juan Carlos Gómez Valenzuela (53) y Susana Belén Arzamendia (25 años) fueron imputados por el agente fiscal Pedro Duarte, en el marco de la investigación por el supuesto asesinato de la adolescente Rosita, de 13 años de edad. La menor desapareció el 11 de diciembre en Asunción y fue hallada sin vida el 13 de diciembre en una zona boscosa de una compañía Ka’aguy Po’i de Santiago, Misiones.

El comisario Justo Galeano, del departamento de Investigaciones de Misiones, mencionó a Chaco Boreal que Rosita creyó que iba a encontrarse con un joven de 20 años, pero en realidad era un adulto muchísimo mayor que la había engañado y engatusado a través de Facebook.

La menor -oriunda de Valenzuela- estaba de vacaciones en la vivienda de su hermano en la ciudad de Asunción cuando aceptó verse con su “amigo” de las redes sociales. Para no levantar sospechas, ambos acordaron que iba a ir a retirarla una mujer. La adolescente mintió a su familia diciendo que se encontraría con una compañera de colegio de Valenzuela que supuestamente también estaba de vacaciones en la capital. Se trataba en realidad de Susana Belén. Existen imágenes captadas donde ambas aparecen juntas.

Tres días después, el cuerpo de Rosita fue encontrado por las autoridades. Según el médico forense Félix Fornerón, la víctima presentaba varios rastros de violencia y posible abuso sexual.

Luego de intensas investigaciones, se pudo dar con el paradero de los principales sospechosos, quienes fueron detenidos en un inquilinato ubicado en Encarnación.

Susana Belén Arzamendia declaró que estaban yendo los tres a Encarnación en vehículo, pero que posteriormente hicieron dedo hasta Santiago Misiones. Allí, mientras esperaban conseguir otro aventón, el hombre llevó a la adolescente a un yuyal y forcejearon. “Ella manifiesta que no quiso meterse, vio que el señor la estaba ahorcando, pero que miró nomás para otro lado para no meterse en el problema y que luego ya la vio muerta”, indicó el comisario.

Por su parte, Juan Carlos Gómez Valenzuela acusa a la mujer de haber peleado y asesinado a la adolescente, supuestamente por celos. La presunción que se tiene es que el sujeto reclutaba a niñas, las obligaba a prostituirse y abusaba de ellas. El mismo contaba con seis antecedentes y varias órdenes de captura en su contra.

El comisario Galeano resaltó que la pareja presuntamente acostumbra a raptar a las víctimas. Una mujer -con un hijo- contó a los intervinientes que estuvo seis meses en dicho inquilinato y era amenazada de muerte. Tras lograr escapar, vendió sus pertenencias y fue a Argentina. Otra víctima afirmó que estuvo 15 días en cautiverio y que fue ayudada por los vecinos para fugarse en el momento en que la pareja no se encontraba en la vivienda. Mientras que otra manifestó que era obligada a vender drogas.

Fuente: HOY