Nacionales

Internos adolescentes prepararon coquitos para incluir en kits que recibirán sus familiares

Ante la falta de visita y sin posibilidad de mantener contacto con sus familiares, los reclusos menores de edad de Ciudad del Este decidieron preparar kits de alimentos para entregar a sus familiares y elaboraron 120 kilos de coquitos que formarán parte de la ayuda que llegará a sus casas.

  • 07/04/2020 • 09:47
Los reclusos prepararon los kits para sus familias. Foto: Gentileza

El inicio de las medidas de distanciamiento social por el riesgo de contagio del coronavirus terminaron por separar aún más a los reclusos de su familiares ya que las visitas fueron suspendidas y a iniciativa de los internos del Centro Educativo de Ciudad del Este elaboraron 120 kilos de coquitos para integrar el kit de alimentos preparados para sus seres queridos.

El panificado hecho por los chicos se sumara a productos como leche, yerba, azúcar y arroz que serán entregados por los funcionarios que se ofrecieron a realizar el traslado, explicó Cecilia Pérez, ministra de Justicia.

Destacó que este tipo de actividad sirve además como terapia de contención de los internos ya que encontraron la manera de ayudar a sus familiares en medio del distanciamiento.

“Como no tienen visita esto es emocionalmente importante para ellos y trabajamos además el tema de la comunicación a través de videollamadas con sus familias ya que sabemos lo que implica la falta de contacto y hasta hoy no tuvimos ningún episodio de seguridad por falta de visitas que sí ya se dieron en otros países”; afirmó Pérez en contacto con La Unión y confirmó que no hay casos positivos de coronavirus en las cárceles.

La Dirección del Centro Educativo preparó un listado de los familiares más vulnerables tras observar la situación mediante las videollamadas que realizaron los adolescentes. El medio telemático es utilizado por el Ministerio de Justicia a raíz de la suspensión de visitas para evitar el ingreso de Covid-19.

Mabel Colman, Directora General de Atención al Adolescente Infractor explicó que los internos tienen ayuda de un panadero y ante la difícil situación por la cuarentena propusieron ayudar a los familiares con el panificado, ante la propuesta los funcionarios decidieron también brindar su aporte y hoy se tiene listo un kit de alimentos que serán entregados.

En una segunda etapa, también está prevista la donación del mismo kit a los pobladores menos favorecidos que se encuentran en la zona del Centro Educativo. La entrega será realizada por los funcionarios mediante la visita casa por casa a fin de evitar aglomeraciones. Fuente: HOY.